Ecolectiva Coahuila

La vida vale más que el carbón. El combustible de las muchas muertes: primero la del minero que subsidia su costo, después las personas que respiran el veneno de su combustión, y por último, el planeta.
Cambia el clima y cambia la identidad de quienes habitamos el territorio. La identidad que dio vida a una región va transitando: los jóvenes rechazan la cultura de la muerte que se asoció como natural al carbón. Con su trabajo y sus vidas, los mineros pusieron en el mapa pueblos que no existían; la electricidad y el acero se deben a la gente de Coahuila. Un siglo más tarde, desde afuera y desde arriba, exigen extender un sacrificio que ya no estamos dispuestos a pagar. Señalamos a la CFE como cimiento de este modelo, ampliando contratos sin importar el origen del carbón y las condiciones de quien trabaja en las minas. El resultado de la política de este sexenio es la muerte de 10 mineros, tan solo en 2021. Por ellos y sus familias nos atrevemos a imaginar otros futuros.

Fila superior de izquierda a derecha: Humberto Rodríguez, José Leopoldo Méndez, Pedro Ramírez, Juan Carlos Moreno y Drumak Macedo.
Fila inferior de izquierda a derecha: Bernardo Mauricio Martínez, Gonzalo Alberto Cruz, Fidencio de Jesús Puga, Francisco Javier Rodríguez y Damián Ernesto Robles.

La minería de carbón solo es negocio porque no remedia el daño que hace al ambiente y a la vida de los mineros. No hay dinero que alcance para restaurar la explotación de la tierra y de su gente.

Creemos que no solo hay espacio para reinventarse, sino que es una obligación para recuperar lo que vale la vida. El carbón mata en toda su cadena de valor, mata al minero que lo extrae, al que lo transporta, al que lo respira y al ingenuo habitante que prende un foco con energía fósil. Así mismo, la crisis climática obliga a imaginar otra historia para esta región, otros futuros más allá de los combustibles fósiles. Rechazamos la crisis de imaginación que nos dice que no hay vida para la región fuera del carbón.

Nuestras acciones

#EstáCabrónElCarbón

Ante la insistencia de una identidad que tizna el territorio de negro y que se atreve a pintar como atractivo turístico una industria que ha cobrado la vida de más de 3,000 mineros, les regalamos la propaganda para conocer el “Turismo carbonífero”.

Defensa de los mineros y sus familias

Desde la Organización Familia Pasta de Conchos defendemos las vidas de los mineros y sus familias. Revisamos las condiciones de seguridad de las minas y denunciamos los acuerdos corruptos y la minería clandestina e ilegal. Acompañamos la defensa del territorio cuando las empresas pretenden despojar a familias de sus casas para sacar carbón.

Taller de narrativa climática

Organizamos el primer taller sobre la crisis climática y sus implicaciones para la región. Hablamos sobre los futuros posibles y las acciones que podemos hacer para acercarnos a ellos.